© 2019 Museo Bocamina San Ramón by LabCorp.

NOSOTROS

Bocamina San Ramón, es una ex hacienda que ha sido resguardada por el paso del tiempo y se ha convertido en Museo y Salón de Eventos.

 

Aquí podrás conocer acerca del auge de la minería en Guanajuato, además de que podrás ser parte de su mágica historia.

NUESTRA HISTORIA

La Bocamina de San Ramón se encuentra ubicada en el límite posterior del templo de San Cayetano, en el distrito minero de la Valenciana. Fue registrada en 1775 por Ramón Luis de Aranda y Saavedra.

 

Se dice que en el año 1549 fue encontrada aquí la veta madre de plata, la cual fue la más rica en el mundo durante la época del Virreinato, lo que trajo un impulso importante a la región y contribuyó al crecimiento de toda esta zona.

 

La noche del 15 de Julio de 1880 las aguas del tiro vecino de Santo Cristo cayeron abruptamente sobre los de Valenciana y San Ramón. Esto provocó que la presión acumulada lanzara por los aires a gran distancia a trabajadores, rocas y andamios. Este hecho hizo que la Bocamina fuera recordada por mucho tiempo como ejemplo de catástrofe minera.

Después de muchos años, el tiro de San Ramón dejó de producir a sus propietarios ganancias suficientes para recuperar las inversiones hechas, lo que contribuyó a que fuera finalmente vendido por 20,000 de oro común a los herederos del conde de Valenciana y a los Otero.

Los nuevos dueños embellecieron el lugar, construyendo grandes muros de calicanto; profundizaron el tiro y realizaron obras interiores. Posteriormente en 1825 Don Antonio de Obregón y Barrera dió un contrato por diez años a la Anglo-Mexican Company Limited para el uso de la mina. Desde entonces ha cambiado de dueño constantemente.

 

Al día de hoy la Bocamina San Ramón ha sido reconstruida y, aunque la producción minera ha cesado, se ha convertido en un museo con gran atractivo turístico, además de un espléndido salón donde se ofrece el servicio de organización de eventos sociales y empresariales.

 

El tour turístico que brinda Bocamina San Ramón es un breve recorrido que nos permite conocer sobre el trabajo de los antiguos mineros; del esfuerzo para tumbar y extraer las cargas de oro y plata, la cuales eran acarreada por medio de una pendiente irregular, a diferencia de otros tiros que tienen un sentido vertical, lo cual permitía que los mineros pudieran subir a pie con la carga de mineral siendo la pendiente una escalera.

 

El descenso a la mina llegó a ser originalmente de 520 metros, pero hoy en día por motivos de seguridad sólo se permite el descenso a 60 m. al interior del tiro.

 

 

Fuente: Rutas culturales de Guanajuato.